Publicidade - OTZAds

La estructura de las finanzas personales es una tarea que requiere tiempo, metodología y paciencia, dado que estamos obligados a seguir metodologías financieras desconocidas y muchas veces poco usadas. Por tal motivo queremos enseñarte un manual para organizar las finanzas personales.

Si realmente quieres tener una economía doméstica y familiar libre de sobresaltos, entonces, debe tener en cuenta que únicamente es posible cuando conoces con propiedad la teoría, y aplicas en tus cuentas bancarias.

Dentro de la planificación de las finanzas personales y la economía doméstica, se suelen cometer errores contrapuestos una vez que estamos inmersos en el desarrollo de nuestra economía doméstica. Sin embargo, existen herramientas que pueden ir desde una libreta en papel, una hoja de cálculo o cualquier software que cubran nuestras necesidades de información y control financiero.

Publicidade - OTZAds

Hoy la educación financiera es muy importante, es por ello que queremos dejarte algunos trucos que pueden ser muy útil para momentos cuando decidas adquirir un carro, casa o pagar la universidad de tu hijo.

Crédito de imagen: Google

Consejos: Finanzas personales

1. Punto de partida de las finanzas personales

Cualquier tipo de análisis financiero tiene que determinar claramente cuál es el punto de partida. Para comenzar debes elaborar un balance de tu situación económica, que contempla básicamente tus gatos e ingresos.

Lo recomendable es realizar una serie de proyecciones futuras sobre la evolución de tus finanzas, donde se incluyen de forma separada en activos, ahorros, dinero, propiedades y pasivos, considerando todas las deudas y pagos que tengas que realizar.

Publicidade - OTZAds

De la misma forma, debemos evaluar los riesgos a los que estamos expuestos, como por ejemplo quedarnos en paro, la rotura y sustitución del vehículo o la necesidad del cambio de una vivienda.

2. Fijación de los objetivos personales

En nuestra vida todos tenemos metas a realizar a corto, medio o largo plazo, por tal motivo, la fijación de los objetivos personales en el tiempo prudente debe continuar dentro de algunos objetivos que especialistas en economía:

  • Eliminar todas las deudas del balance actual.
  • Ahorrar para cambiar de vivienda.
  • Mejorar la economía doméstica para darte unas vacaciones.
  • Preparar los estudios y educación de tus hijos.

Los objetivos a fijar son una cuestión muy personal, pero deben ser siempre coherentes, las metas que nos fijemos deben ser realistas y alcanzables y por supuesto, requieren ser evaluadas en cuanto a riesgo y sacrificio.

En muchas ocasiones, fijar unos objetivos llevan aparejados una serie de riesgos inherentes al camino a seguir para conseguirlo, en el vehículo financiero que tomamos en cuenta para conseguir nuestra meta o en el caso de que se trunquen nuestros flujos de ingresos y gastos.

Publicidade - OTZAds

El riesgo es un parámetro que se puede y debe ser minimizado, pero nunca debe desaparecer del todo porque esto nos permite medir las causas y principales factores a la hora de trabar nuestras expectativas.

3. El camino para salir de las deudas

En toda planificación financiera, debe existir el camino para salir de débitos pendientes, ya que el exceso de deuda personal puede llegar a ser un impedimento que va a estorbar. De esta manera, lo mejor es fijar objetivos claros y concisos e incluso que se vea limitada nuestra capacidad de decisión financiera.

Existen diferentes estrategias que podrían llevar adelante tus finanzas, y para este proceso podemos utilizar algunas de ellas para salir de las deudas totales, como:

Publicidade - OTZAds
  • La estrategia “bola de nieve”, consiste en eliminar primero la deuda que nos suponga un cargo mensual más pequeño.
  • La estrategia “tsunami”, ordena las deudas según la tensión psicológica que nos produzcan de más a menos.
  • La estrategia de “los tipos de interés más altos primero”, ordena las deudas según el tipo de interés y elimina primero las que pagan una mayor tasa de interés.
  • La estrategia “los intereses más altos primero”, deudas que nos hagan pagar más intereses a lo largo del tiempo.

En cualquier caso, en función de la configuración y preferencias de pago, podemos determinar una u otra estrategia como el vehículo más adecuado para llevar a cabo la cancelación.

Por último, si nuestra situación financiera es relativamente compleja, debemos recurrir a un método sistemático de control, apoyados por alguna de las múltiples herramientas que existen en el mercado para controlar nuestras finanzas.

Entender las finanzas personales es algo básico para manejar el día a día en un hogar. Tomar decisiones financieras será lo más complicado, sin embargo, con nuestros pasos esperamos que comiences a gestionar mejor los gastos de la familia.