Publicidade - OTZAds

Podemos comenzar este tema definiendo la reserva de emergencia como un monto financiero que está disponible para su uso en contingencias y emergencias. Por lo que tu dinero no es un complemento del presupuesto ni se utiliza para realizar una compra superflua.

La reserva de emergencia acaba funcionando como un colchón de seguridad para tu presupuesto. Después de todo, las situaciones inesperadas pueden generar costos que afectan todo el equilibrio de las finanzas.

Publicidade - OTZAds

¿Cómo construir tu fondo de emergencia?

Hacer un plan financiero

Antes de pensar en hacer un plan financiero, es necesario tener una dimensión de la situación actual de su vida financiera. Poniendo cuanto ganas, cuanto gastas y donde gastas tu dinero. Así que a partir de ese momento, puedes configurar tu planificación financiera.

Debes crear una estrategia para optimizar el uso de tus recursos y preparar el escenario para componer tu reserva de emergencia.

Crear un presupuesto y controlar las finanzas

El presupuesto es una de las principales herramientas a poner en práctica. Termina sirviendo como un mapa de distribución de recursos y ayuda a definir la mejor manera de satisfacer todas las necesidades diarias. Sin embargo, es necesario velar por su cumplimiento, lo que exige un buen control financiero.

Publicidade - OTZAds

Una vez que haya determinado cuánto gastar en cada parte de su día, debe realizar un seguimiento y registrar cada movimiento. Se puede controlar con una hoja de cálculo, lo que ayudará a controlar todos los movimientos y comparar con lo planificado.

Así, existe una forma de saber si un gasto es exagerado, lo que permite tomar decisiones para asegurar el cumplimiento del presupuesto.

Fijar metas

Cuando hablamos de ahorrar dinero, no suele ser una tarea que suceda con tanta naturalidad. Para tener una dirección sobre qué hacer para componer su reserva de emergencia, es interesante establecer metas financieras.

En general, la reserva de emergencia debe corresponder a 6 veces su gasto mensual. Sabiendo esto, ya tienes una meta de cuánto necesitarás ahorrar. Se recomienda crear metas más pequeñas, estableciendo el tiempo necesario para configurar la reserva y las cantidades ahorradas mensualmente.

Publicidade - OTZAds

De esta forma, tendrás un plan de acción que te ayude a conseguir tus objetivos.

Evita las compras impulsivas

Con el cambio de hábitos también es importante la construcción de la reserva de emergencia. Cuando aprenda a ahorrar, le permitirá ahorrar su dinero e invertir y hacer aportes frecuentes, por ejemplo. Así que una de las medidas más eficientes es evitar las compras impulsivas.

En vez de usar la tarjeta de crédito para todo, prefiere el pago en efectivo y reflexiona antes de cada compra. Esto reduce el impacto del factor emocional en las compras y reduce costos innecesarios en la rutina.

Publicidade - OTZAds

Tener disciplina

Construir tu reserva de emergencia es una tarea que lleva tiempo y requiere, sobre todo, disciplina. De nada sirve tener una planificación perfecta, un presupuesto completo y objetivos claros si no te comprometes con todo.

Podemos decir que es fundamental ser disciplinado en el día a día. Sin embargo, transformar o crear hábitos no es inmediato, es necesaria la constancia. No te rindas, ante el primer obstáculo o sacrificio que tengas que hacer. Enfocarte en tus objetivos y saber que tener una reserva te puede ayudar de muchas maneras.

Invierte tu reserva

Cuando tienes una reserva, también es importante invertirla, para que tu dinero no se vea afectado por la inflación. Así que lo ideal es invertir tu reserva. Trajimos algunas alternativas, como Tesoro Selic y Certificados de Depósito Bancario (CDB) con liquidez diaria, entre otras posibilidades. Entonces, comienza a prepararte para conocer y planificar mejor tus finanzas.